Síndrome de montaña

Hoy, cuando he salido con los bastones , las botas de montaña y la mochila para ir al mercado, me dí cuenta de la gravedad del trastorno que tengo . El trastorno se llama » síndrome de montaña» y consiste en que cuando ando,ando con el culo encogido, las rodillas dobladas mirando abajo y buscando por donde pisar para tener el paso firme. Además me persigue continuamente la voz de Jaime -«¡Clavar talones! ¡No pisar madera!

Y así que en la acera no hay ninguna madera y ni por donde clavar talones , me pierdo, paro y pido la ayuda.

Los consejos de don Internet y de las personas que tenían la misma enfermedad me aseguran que la única solución es de desahogarme. Pues, aprovecho el Foro del «Grupo de senderista de Murcia» para curarme.

Las sensaciones de una novata

  • Todo en nuestro mundo es relativo, no lo olvides nunca y por ello cuando José Antonio te dice – tranquila , luego todo llano – no lo creas . Lo que para José Antonio llano para ti puede ser subir a un Everest.
  • Nunca mires arriba cuando subes, al ver cuanto te queda te aterroriza , quita las fuerzas y te hace pensar ¿ Para que coño hago esa barbaridad? Siempre, siempre pensando solamente en «por donde pisar».
  • Cuando subes sudorosa y asustada, cuando te agarras con las uñas , los bastones y los dientes y alguna compañera del grupo te adelanta facilmente saltando por las rocas ni siquiera usando los palos , apaga tu envidia y mira por donde pisar.
  • Cuando bajas – lo mismo – mira por donde pisar y si la caída es inminente piensa en hacerlo más elegante y atractivo.
  • No te pases con el vermút de Andorra , es muy rico pero fuerte.

RESUMEN : Mirar abajo y pensando solamente en « por donde pisar» podrías con todo , y si tienes al lado nuestros adorables guias José Antonio, Jaime, Alicia y Juani y te apoyan los compañeros del grupo gritando » ¡Venga, eres campeona!» ni tu lo imaginas que cosas capaz de hacer.

8 comentarios sobre “Síndrome de montaña

  1. Lo bueno de la montaña es que esconde una verdad diferente para cada persona que la pisa. Para algunas personas es competición, deben romper sus records, llegar más lejos. Para otros es ejercicio y para otros casi una terapia

    Y a cambio de tanta ayuda, la montaña no nos pide nada, un poco de respeto.

    Le gusta a 1 persona

  2. Tatiana!!! -yo también empecé pisando llano, ahí estuvimos codo con codo, ya sabes. Luego a modo de osada experiencia te atreves con tu primera trepada y allá que vas. También tengo mis inicios, esos aún botan en mi cabeza a modo de diablillo que no cesa, «talón», «talón», «talón»… escucharon mis oídos que junto a un cuerpo tembloroso se enfrentaba por primera vez a su pequeño descenso, era Jaime que unos metros más abajo gritaba como perro cabrero (perdón, jjjj -es un buen amigo-).
    Esa experiencia debió envenenarme y sin darme cuenta estoy más a gusto arriba que abajo, qué cosas!!!
    Y sí, como dices, también ando con culo encogido, pero superado el síndrome, subo aspiro los altos fluidos y desciendo, eso debe ser gasolina porque cuando entro en reserva vuelvo a subir a repostar.
    Me alegro de tu experiencia, buena o no tanto, pero experiencia y haber compartido montaña y fonda-
    En otra coincidiremos….

    Le gusta a 2 personas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s