Método Montessori ( a continuación)

La guerra de water

Por la escasa vida social, es que nunca asistían a guardería, o por el susodicho método, los niños carecían a su edad algunos hábitos absolutamente  imprescindibles para estar en los lugares públicos. Pues ,categoricamente negaban usar  water para  realizar sus necesidades básicos. Así que el cole  les esperaba ya a la vuelta de la esquina , el problema fue muy gordo.

Y a mi me pilló esa  ” guerra de water”. Toda la familia  se encargó a vigilar cada movimiento de los chiquillos y al notar algun signo sospechoso les arrastraban al baño gritando … -¡ Al  waaaaaaaaater..! –

Los mellizos resistían con la fuerza totalmente  inexplicable para  sus flaquitos cuerpecitos . Por sus gritos y sollozos  los vecinos podrían sospechr a los padres de maltratar a sus hijos. Pues, lo único que han conseguido fue el estreñimiento que padecía Álvaro  ya más de una semana.  Pobre chico

La suerte de asistir su primer” hacercaca ” al water me tocó a mi.. No lo creo que fue  por mis buenas habilidades como niñera , supongo que llegó el momento cuando sus tripitas ya no podían aguantar los residuos acumulados y el proceso empezó por si mismo  . Así que   ya no había vuelta atras  conseguí colocarlo encima del water.

Lo que salió de el  era impresionante por las dimenciones , cantidad y, con perdon , por el olor.

Bieeeen  , campeón !

– solté yo aliviada más que el  y apresurandome a tirar la cadena. Pero , el asunto dió un giro inesperado. En aquel momento entró su hermana mayor y, al ver lo sucedido, se quedó de piedra .

– ¡ Dejalo ! …eso tiene que ver toda la familia . –

La familia era numerosa y llegaban uno tras otro y mi obligación fue explicar  a cada uno recien llegado :   ¿ Como? ,¿ Cuando? ¿ Donde?, ¿ De que manera? etc,etc. Y así cinco veces  al lado del water lleno de la mierda en el mes de julio del caluroso verano .Y, desde luego, gritando en coro también cinco veces .

¡ Bieeeeeeen , campeón ! –

Se quedó el último  ,”señor” el padre de la familia, para completar definitivamente el momento de la gloria de Álvaro.

Señora lo sabía perfectamente que no sería  muy fácil animar al señor que disfrutara del caca de  su hijo.  La única solución  sería estafarlo.  Todos lo esperabamos en el umbral  de la entrada gritando –

¡ Una sorpresa , una sorpresa…venga , papá !- .

Sin sospechar nada, por más que listo era, permitió que la procesión  encabezada por ” el heroe de la fiesta” lo llevaría al cuarto de baño y ahi , rodeado de sus cinco hijos y su mujer tenía que escuchar con la cara torcida de asco : como, cuando y de que manera .

Por fin  ,  Álvaro tiró la cadena limpiando los restos de su triunfo.

De aquel momento se enamoró del water . Pero el problema no se acabó sino se agravó. No permitía  que tirasen la cadena hasta que veniera toda la familia y le cantaria –

¡ Bieeeeeen, campeón !-

Anuncios

18 comentarios sobre “Método Montessori ( a continuación)

      1. Jajaja no me lleves a esos terrenos, que ando con la imaginación a tope…. y bien podrías hacerme volar 🙂 Te quiero mucho también, por ser tan buena compañía y tan inspiradora en este mundo de letras (y más)

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s