Método Montessori

¿ Entiendes ?…¿ Entiendes ? – … añadía tras cada frase de su enèrgico  discurso  , gesticulando y hablando en voz muy alta , casi gritando.

Sí..sí..sí..- le contestaba a cada su  ” entiendes ” sin entender nada, sin tener ni ” puta idea” de que hablaba esa mujer entrevistandome para contratar como niñera.  Es que   ” sí ” fue la única palabra de mi escaso vocabulario español , la cual sabía pronunciar con mucha certeza y sin ningun acento.   Bueno,  dos cosas de su apasionante alocución conseguí  entender :

1. A su marido , al padre de sus hijos , tenía que llamarlo ” señor”, sin más , igual que hace ella misma.

Lo  de como llamarlo  me importaba  un bledo ….aunque sea  ” su majestad” . Lo que me importaba fue conseguir ese trabajo.

2. Tenían cinco hijos de los cuales los dos últimos mellizos de  tres años necesitaban mi cuidado  y , lo más importante , tendría que cuidarles segun el metodo Montessori.

-¿ Conoces las ideas educativas de Montessori ?-
No sabía nada  ni de la señora Montessori y todavía menos de sus ideas.  Sin embargo, me puse  la cara de…¿ Por quien me estas tomando? y solté mi último y más rotundo   ” sííí..”.

Le convencí . Quedamos con el método Montessori y llamarles   ” señor” y  ” señora” . No trabajé mucho tiempo en su casa pero de las anecdotas que me pasaron en esa familia se puede componer un guión de genero ” comedia negra”  al estilo los hermanos Coen.

Matanza en ascensor

Estamos en el estrecho y viejo ascensor los cinco , yo con Álvaro en los brazos , Mar de pie al lado de su hermana mayor y su madre . Álvaro llora desconsoladamente porque su madre le echa bronca por su mal comportamiento en la calle.

Mar ,calladica, observa la escena con mucha atención . No le gusta nada  lo que pasa y le da mucha lástima por el hermano. De repente hace un movimiento brusco y muerde la pierna de su mamá . Un mordisco fuerte ,  hasta que aparece sangre. Mamá, por el dolor , por no esperarlo de su chiquilla , le pega a toda la fuerza    olvidando del método Montessori y de todos los postulatos pedagógicos.

Mar tampoco esperaba tanta violencia de su madre, se tira al suelo golpeando las paredes , sollozando y gritando como si fuera una matanza en el ascensor. Álvaro , al ver tanta injusticia de parte de mamá, enseguida se calla y ,en su lugar ,le pega la cara con el transformer que tenía en las manos. Se asusta de sus lábios sangrados y empieza a gritar todavía más.

La situación fue totalmente surealista : mamá sangrando,  los niños con el ataque de nervios , yo partiendome de risa.  No pudé guardar las apariencias , por más que intentaba.  Arriba nos esperaba toda la comunidad de los vecinos encabezada por “señor”,  que ya marcaba nerviosamente 112.

A coninuación…..

 

Anuncios

19 comentarios sobre “Método Montessori

  1. Qué bueno!!! No sabes el hartón que me he hecho de reír!!! Me duele la barriga y todo!!! Qué anécdotas tan buenas y qué familia tan pobre de espíritu!!
    Debo decir que el método Montessori es bueno pero hay que aplicarlo en todos los sentidos no solo en el nombre 😅😂😂😂 Gracias por esta ración de buen humor, compera! Un abrazo 😊

    Me gusta

    1. El problema es que no existe ningún metodo para educar a los hijos. El sentido común de los padres ( es lo que faltaba mucho en susodicho caso )’ y el ejemplo personal. Es que los niños no nos oigan, nos miran . He visto tu título nuevo, voy a ver. Besos chica rizada.

      Le gusta a 1 persona

  2. Precisamente paso todos los días por delante del Colegio Montessori de Madrid, el del Conde Orgaz, que está al pie de la A2; hoy, cuando regrese a casa, me voy a reír un montón pensando en tu relato XD Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  3. Jajajaja, me he reído mucho.
    Si es que los métodos solo funcionan bien en los libros, luego llega la realidad y te pone el método patas arriba.
    Muy bueno,Tatiana, tienes un gran sentido del humor, creo que nos lo pasariámos muy bien paseando por el Prado o por cualquier otro sitio.
    Besos

    Le gusta a 1 persona

  4. Jajaja que risa! Sí la verdad ser mamá es bien difícil, uno quiere lo mejor pero en momentos críticos se llega a perder la paciencia y los métodos, concejos, libros y todo lo demás se olvida… sobre todo después de un mordisco como ese que te deja sangrando…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s