Mi diario

Sigo toda la vida escribiendo mis diarios y no tengo ni uno. Escribo mis cosas más íntimas, las que no me atrevo a enseñar a nadie. Lo escondo , pero es imposible encotrar un sitio seguro. Bajo miedo de que álguien  lo leerá, lo elimino.  Elimino la historia  de mi vida, porque en el diario escribía lo que pensaba y sentía precisamente en aquel momento. Tras pasar el tiempo no piensas lo mismo, no sientes lo mismo. Olvidas y no entiendes los verdaderos motivos de tus hechos.

Por fin he encontrado el sitio más seguro del mundo para guardar las historias de mi vida. Pues,quizá no sea tan seguro como me parece,pero de momento no tengo opciones más.

No tengo ningunas ambiciones ademas  de disfrutar escribiendo todo lo que me interesa ,todo lo que me atormenta, me hace feliz o triste.

Anuncios

53 comentarios sobre “Mi diario

      1. Los recelos… si te contará mis miedos primeros y aún actuales! Pero en esta comunidad hay personas encantadoras que te apoyan, te animan, te incitan de tal forma que cuando te has sentado abatida te cogen de la mano y a caminar de nuevo con alegría. Bienvenida a la comunidad; te recibimos con abrazos y besos sin ningún recelo.

        Le gusta a 1 persona

  1. Escribo un diario desde que aprendí a escribir. Lo he dejado y cogido mil veces. Mil ideas y estilos diferentes según el momento vital. Rondar, cumplir 40 es fabuloso. Menudo momentazo! !! Felicidades.

    Le gusta a 1 persona

  2. Entiendo tanto esa sensación, desde que era muy pequeña empecé a escribir en un diario mis sentimientos, sobre todo cuando estaba triste. Hace un par de año empecé a escribir otra vez, la historia de mi vida, con claves en el ordenador para que nadie pudiera leerlo. Hace unas semanas le enseñé un pedacito de mí a una persona muy especial, y él mismo me dijo que lo publicase.

    Totalmente de acuerdo con lo de “por fin he encontrado el sitio para esconder mi diario”

    Le gusta a 1 persona

  3. Holaa, me ha gustado mucho tu blog, espero sigas escribiendo, me entusiasma leerlo todo! Ya te sigo, soy nueva por aquí espero puedas pasarte por el mio y contarme qué te parece, te espero! Saludos y mil gracias, te dejo el link: unsolocaracter.wordpress.com

    Le gusta a 1 persona

  4. A mí me ha pasado lo mismo. Toda la vida escribiéndolo todo, pero al cabo del tiempo lo rompía en mil pedazos y lo echaba al fuego. De todas formas un blog, a menos que lo tengas privado, no es el sitio más seguro para contar ciertas cosas, que luego todo se sabe. 🙂 Ánimo y seguir escribiendo sin borrar.

    Le gusta a 1 persona

  5. Yo nunca tuve un diario y mira, ahora mi blog se llama así, aunque desde luego no es un diario al uso. Como bien dices, el miedo a que alguien pueda acceder a pensamientos que quieres que sigan siendo secretos, es el mayor temor al escribir uno. Espero que sigas escribiendo si eso te libera la mente y el corazón. Un beso

    Le gusta a 1 persona

    1. Por ello sigo escribiendo , por comunicarme con la gente que me entiende y comparte conmigo mis emociones y sentimientos . Es un lujo encontrarse con las personas a las cuales les interesa lo que piensas. Muchas gracias.

      Me gusta

  6. Me identifiqué con lo que nos cuentas. De niña y adolescente escribía en diarios, de esos con candado y llaves, me daban una falsa seguridad, pero ¿y si el candado se rompe?, era darle demasiada responsabilidad a un candado que se abría prácticamente con cualquier llavecita. No quería ser mal pensada, pero algún curioso despiadado podía forzarlo y ¡zas! todos mis secretos expuestos.. Era demasiado el riesgo, así que fui rompiendo una a una las hojas de mis diarios, o usándolas para prender fuego. Fue rara la experiencia, entre triste y liberadora. Sientes que borras injustamente una parte de ti por mera cobardía o por sobrevalorar tus pensamientos; por otro lado experimentas un desapego tremendo de las vivencias, las anécdotas, los momentos y los dolores. Como no quedan registros, no hay evidencia, es un punto a considerar…
    Aún así me causa algo de nostalgia, así que transformé esa actividad con la ayuda de los blogs, no ya para hacer un diario virtual y contar mis más íntimos pensamientos, pero sí para intercambiar ideas y aprender. Las redes sociales, como twitter, también me han ayudado mucho a lanzar una que otra reflexión cuasi-poética o reclamo casual. Así que me siento agradecida de este camino.

    Me alegra que hayas encontrado tu espacio, es terapéutico, así que ojalá sigas avanzando.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s